Saltar al contenido
Recetasblw.net

Pasar del cochecito a la silla de paseo: ¿Cuándo es el momento?

Una vez transcurridos los primeros meses de vida del bebé, es habitual que los padres se pregunten cuando hay que hacer el paso del capazo del cochecito a la silla de paseo.

El paso del capazo a la sillita de paseo es un momento importante, ya que adaptamos la manera de transportar al bebé a su desarrollo y sus necesidades motrices. Pero hacerlo antes de tiempo puede ser contraproducente e incluso perjudicial para el bebé.

En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre el cambio del capazo a la silla de paseo, te damos algunos consejos para que sea todo un éxito y respondemos a las preguntas que suelen hacerse la mayoría de padres cuando llega este momento en la vida de su bebé.

pasar cochecito a silla paseo

En sus primeros meses de vida, siempre tumbados

Los bebés deben estar tumbados durante sus primeros meses de vida, ya que al no tener la musculatura de la espalda y la columna vertebral lo suficientemente fortalecida, no pueden sentarse ni levantar la cabeza. En esta etapa, es importante favorecer el movimiento libre por parte del bebé, evitando forzarlo a tomar determinadas posturas.

Por ello, en esos primeros meses siempre debemos transportar al bebé en un capazo o un porteo.

Señales a tener en cuenta para pasar del capazo a la silla de paseo

Pero… ¿Cómo saber cuando ha llegado el momento de cambiar al bebé a la silla? Los pediatras suelen recomendar que el paso se haga a partir de los 6 meses, pero se trata de una indicación a modo orientativo, ya que cada bebé tiene sus propios ritmos de desarrollo. Para saberlo a ciencia cierta, la recomendación es que observes detenidamente a tu bebé y tengas en cuenta las siguientes señales.

  • El bebé es capaz de controlar su cabeza y su cuerpo, manteniéndose erguido: puedes hacer la prueba sentando a tu bebé y sujetándole por la pelvis; si es capaz de mantener esa posición durante tiempo, sin caerse hacia los lados, significará que está preparado para pasar a la sillita de paseo.
  • El bebé muestra curiosidad por su exterior: que el bebé intente asomarse por el capazo es otra señal indicativa de que se acerca el momento de hacer la transición.
  • El bebé ya se siente molesto en el capazo: otra pista en la que puedes fijarte es si el bebé, que siempre había ido de fábula en su capazo, se cansa de ir tumbado y pide que lo cojas en brazos.
  • A el bebé se le queda pequeño el capazo: de por si no es una señal que quiera decir necesariamente que es el momento de cambiar el capazo del cochecito por la silla de paseo, ya que hay bebés que son más grandes. Dicho de otro modo, si a el bebé le queda justo el capazo pero no es capaz de mantener y controlar su cabeza, todavía no ha llegado el momento. Para que esto no ocurra, te recomendamos que el capazo del cochecito que elijáis para vuestro bebé sea lo más grande posible (aunque ocupe un poco más de espacio).

pasar cochecito a silla paseo

Consejos a la hora de pasar al bebé del capazo a la silla de paseo

¿Tu bebé ya está a punto para hacer el cambio hacia la silla de paseo? Echa un vistazo a los siguientes trucos y consejos para que la transición sea todo un éxito:

  • Las prisas no son buenas consejeras: asegúrate que tu bebé está preparado para el cambio. Si su postura no es adecuada para su ritmo de desarrollo, se pueden producir lesiones musculares y de espalda de todo tipo.
  • Cambio progresivo: haz que el cambio sea gradual. Empieza colocándolo en la sillita con el respaldo inclinado, y poco a poco ve poniéndolo en posiciones más erguidas. Para ello, tendréis que elegir una silla que disponga de diferentes niveles de reclinado.
  • El huevito no es opción: el huevito (también llamado portabebés, cuco, maxi cosi o butaca de viaje) no debe utilizarse como sustituto del capazo, ya que los expertos recomiendan no mantener a los bebés en esa postura de C durante más de 1 hora y media / 2 horas.
  • Consulta con tu médico: lo mejor que puedes hacer para asegurarte de que tu bebé está realmente preparado para pasar a la sillita, es consultarlo directamente con su pediatra.

Mejores sillas de paseo para bebés en oferta

¿Estás buscando una silla para tu bebé? Echa un vistazo a las sillas de paseo para bebés más vendidas en Amazon:

Bestseller No. 9
Interbaby SILLA01-07 - Silla De Paseo Para Bebés Minimum Space Rojo, unisex
Interbaby SILLA01-07 - Silla De Paseo Para Bebés Minimum Space Rojo, unisex
Medidas Silla: 84x51x99.5 cm - Medidas Silla Plegada: 51x20x64 cm; Composición del material: aluminio+polipiel+poliester
120,00 EUR

Ventajas de las sillas de paseo

Quizás las prisas a la hora de querer pasar al bebé a la silla de paseo tenga que ver con lo satisfactorio que resulta para el bebé. A lo largo de sus primeros meses, ha dado sus paseos tumbado y con poca visión de lo que ocurre a su exterior, por lo que cuando es capaz de mantener su cabecita erguida, se despierta del todo su curiosidad.

pasar cochecito a silla paseo

En comparación con el capazo del cochecito, las sillas de paseo tienen varias ventajas (tanto para el bebé como para los padres:

  • Mayor capacidad de movimiento: al no ir tumbado, el bebé puede moverse con mayor libertad y autonomía.
  • Mayor capacidad de observación: el campo visual de un bebé desde el capazo es muy limitado, mientras que en la silla puede ser consciente de todo lo que va ocurriendo a su alrededor. De este modo, también recibe más estímulos.
  • Más ligeras y fáciles de manejar: las sillas de paseo para bebés suelen tener un chasis bastante más estrecho que el de los cochecitos, por lo que son más fáciles de manejar por calles estrechas.
  • Más económicas: otra diferencia entre los cochecitos para bebés y las sillas de paseo es que las segundas tienen un precio mucho más asequible.
  • Mayor vida útil: cuando compres la sillita de paseo para tu bebé, ten en cuenta que su vida útil tendrá que ser mucho más larga que el capazo. Echa un vistazo a las sillas evolutivas, que aunque suelen tener un precio superior a las normales, se adaptan al crecimiento y el desarrollo de tu bebé.
  • Perfectas para ir de viaje: cualquier padre sabe que ir de viaje con el coche y llevarte el capazo y el cochecito es una odisea, ya que ocupa casi todo el espacio disponible. Las sillitas, en cambio, ocupan mucho menos espacio plegadas en el maletero.
  • Las puedes guardar en cualquier sitio: que ocupen poco espacio plegadas no solo es una ventaja a la hora de ir en coche. En casa la podrás meter en cualquier rincón, a diferencia de los cochecitos, que suelen ser complicados de guardar cuando no dispones de demasiado espacio.

Conclusión

En definitiva, el paso del capazo a la sillita no tiene que ver con la edad, el peso o el tamaño del bebé; tampoco con la climatología (que haga mucho calor, no es motivo suficiente para sacarlo del capazo y sentarlo).

El momento habrá llegado cuando el desarrollo del bebé requiera un cambio de postura. Y para eso, es fundamental observar bien todas las señales del bebé. Haz la prueba de sujetarlo por la pelvis mientras tratas de mantenerlo sentado y fíjate si consigue mantenerse en esa posición (si la mantiene durante 2 segundos, no vale). Y, sobre todo, en caso de que tengas cualquier duda, consulta con su pediatra.

Resumen
Pasar del cochecito a la silla de paseo: ¿Cuándo es el momento?
Nombre del artículo
Pasar del cochecito a la silla de paseo: ¿Cuándo es el momento?
Descripción
Te contamos todo lo que debes saber sobre el paso del capazo a la silla de paseo y te damos consejos para que sea un éxito.
Autor